Reunificación de deudas

  • Incrementar el tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar el tamaño de la fuente

Reunificacion de deudas, prestamos, creditos

Reunificacion de deudas: reunificar prestamos, creditos

Financieras en MadridFinancieras en Barcelona
Financieras en ValenciaFinancieras en Sevilla

¿Cuándo conviene ampararse en la reunificación de deudas?
Hay familias que mes a mes les es imposible cumplir con los pagos de sus gastos, ya sean préstamos, créditos, cuotas de la hipoteca, gastos con cargo a la tarjeta de crédito, etc y llega un momento en que tal cantidad de deudas acaba por axfisiar a muchas familias.
Cuando esto ocurre, se puede pensar en agrupar los créditos, préstamos, hipoteca y deudas en un sólo préstamo a fin de pagar menos al mes, pero hay que dejarse aconsejar bien ya que a unos les valdrá esta opción pero a otros no.
Por medio de la reunificación de deudas todas las deudas pasan a unirse en un sólo préstamo hipotecario pagando menos dinero al mes porque sólo se paga una cuota, con un tipo de interés más bajo ya que todas las deudas las ha absorbido un préstamo hipotecario.

No hay ningún truco para bajar la cuota sino que la fórmula por la que es posible bajar la cuota mensual es a causa de prolongar el préstamo hipotecario en el tiempo.

La reunificación de deudas si se utiliza adecuadamente puede acabar con el sobreendeudamiento de muchas familias, pero hay que tomar precauciones antes de su contratación y conocer ante qué casos las entidades bancarias no aceptarán la reunificación de deudas. Así pues:
- Si una parte importante de la hipoteca no está amortizada, casi con seguridad que no será posible reunificar las deudas ya que las entidades financieras no aceptarán la operación si el nuevo préstamo hipotecario supera el 70% del valor de tasación del piso.
- Si los tipos de interés de los préstamos contratados son demasiado caros.
- Si la cuota final es claramente inferior a la suma de todas las cuotas de los préstamos contratados.
- Si la cuota final se adapte a los nuevos ingresos no siendo superior al 40% de estos. La reunificación será posible cuando el cliente cumpla con los ratios de endeudamiento máximo exigibles por la entidad financiera para que reunifique sus deudas.
- El solicitante deebe tener trabajo e ingresos estables.
- El solicitante debe tener claro que puede afrontar la nueva cuota ya que si no lo hace, al ser una hipoteca, entraría en un proceso de embargo de la vivienda.
- Al pedir la reunificación, se ha de tener claro que se ha llegado ahí por administrar mal el dinero, adquiriendo demasiados gastos y que hay que amoldarse a la nueva situación y no seguir pidiendo créditos, sino ajustarse a vivir con el mínimo gasto, sobre todo si no es imprescindible.

Si se tienen en cuenta los aspectos anteriores puede que interese en algún momento pedir la reunificación de préstamos y créditos, pero también hay casos en los que no es de interés optar por esta opción, es decir, siempre que no se cumplan los requisitos que hemos expuesto. Además, tampoco se puede solicitar cuando no se es propietario de vivienda. Hay que valorar que alargando el plazo de amortización de los créditos se tendrán menos gastos al mes pero al final se pagan muchos más intereses porque lo que se está haciendo es cambiar compromisos a corto plazo por la adquisición de una deuda a muy largo plazo.
En muchos casos en los que se opta por reunificar se alarga el plazo de amortización de determinados bienes por un tiempo que supera con creces su vida real, como por ejemplo estar pagando una motocicleta 40 años y llegará un momento en que el solicitante necesite una nueva motocicleta o coche y se vea en la necesidad de contratar nuevos préstamos por lo que puede verse pagando su moto o coche de hace 30 años y empezar a pagar el que se ha comprado ahora, con lo cuál se le van a solapar pagos y por poner otro ejemplo, puede pasar lo mismo con los electrodomésticos de la vivienda.

Por último, la reunificación de deudas conlleva unos trámites con costes muy altos además de comisiones por cancelar anticipadamente los créditos que se vayan a unir, por lo que es imprescindible estudiar las situaciones personales o familiares y cerciorarse sobre la conveniencia o no de dar el paso y reunificar deudas, siempre adelantándose al futuro, calculando bien todas las cuotas que irán llegando.

En este sitio web, puedes obtener información actual sobre la reunificación de deudas, su conveniencia o no según sea el caso y además dispones de un completo directorio de financieras por provincias.